الرئيسية / Islam del mundo / ¿Qué hay después de la peregrinación?
¿Qué hay después de la peregrinación?
¿Qué hay después de la peregrinación?

¿Qué hay después de la peregrinación?

¿Qué hay después de la peregrinación?

Alabado sea Al-lah, Dueño de los mundos; quien dice en el Noble Corán:

{إِنَّ الَّذِينَ قَالُوا رَبُّنَا اللَّهُ ثُمَّ اسْتَقَامُوا تَتَنَزَّلُ عَلَيْهِمُ الْمَلَائِكَةُ أَلَّا تَخَافُوا وَلَا تَحْزَنُوا وَأَبْشِرُوا بِالْجَنَّةِ الَّتِي كُنْتُمْ تُوعَدُونَ}،  “Quienes digan: “Nuestro Señor es Al-lah” y obren correctamente, los ángeles descenderán sobre ellos [y les dirán:] “No teman ni estén tristes. Bienaventurados sean porque tendrán el Paraíso que les fue prometido”.

Doy testimonio que no hay más dios que Al-lah, y que nuestro Profeta Mohammed es su siervo y Mensajero ¡Que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con sus familiares y todos sus compañeros!

Entrando en materia…

Quien se contempla la tradición divina en la creación observará la velocidad del paso de los días, meses y años. Son días que pasan y años que corren, y la vida no pasa a ser unas respiraciones enumeradas y fines determinados. En esto hay una moraleja para aquel que mira, contempla y recibe una lección. Al-lah, Alabado sea,  dijo:  :{وَهُوَ الَّذِي جَعَلَ اللَّيْلَ وَالنَّهَارَ خِلْفَةً لِمَنْ أَرَادَ أَنْ يَذَّكَّرَ أَوْ أَرَادَ شُكُورًا}  “Él es Quien dispuso la sucesión de la noche y el día para que reflexionen y Le agradezcan”.

Si Al-lah, Alabado sea, perdona los pecados por la peregrinación aceptada,  es como si el peregrino regresara al día en que su madre le dio a luz. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien hiciera la peregrinación y se abstuviera de toda relación conyugal, ni dijera obscenidad alguna, es como si regresara al día en que su madre le dio a luz (sin pecados)”. Entonces, el hombre prudente debe aprovechar el favor de Al-lah dejando de hacer todos los pecados y adorando a Al-lah con corazón puro y gran fidelidad.

El peregrino debe percibir la gracia de Al-la, Alabado sea, cuando le dio el poder de hacer esta gran adoración, y, además, darse cuenta de que esto exige agradecer al Donante, Alabado sea, manteniendo las buenas obras, pues las obediencias no tienen un tiempo limitado ni un lugar limitado, sino son continuas y permanentes con la permanencia de la vida del ser humano y la efectuación de la condición del encargo por ellas. Esto es lo que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, solía hacer. Pues seguir haciendo las obediencias y adoraciones se considera una respuesta al dicho de Al-lah, Alabado sea: :{وَاعْبُدْ رَبَّكَ حَتَّى يَأْتِيَكَ الْيَقِينُ} “Y adora a tu Señor hasta que te llegue la certeza”  :{ فَإِذَا فَرَغْتَ فَانْصَبْ *وَإِلَى رَبِّكَ فَارْغَبْ}  “Cuando cumplas con tus obligaciones dedícate a la adoración. Y a tu Señor anhela con devoción”. Quiere decir: dedícate a otra adoración por la causa de Al-lah, Alabado sea.

Seguir manteniendo las buenas obras es una de las características más queridas por Al-lah, Alabado sea, y una prueba del buen fin de vida. Relató Aisha, que  Al-lah esté complacido con ella, que al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le preguntaron: ¿Cuáles son las obras más queridas por Al-lah, Alabado sea? Dijo: “las obras continuas, aunque sean pocas”. Entonces, ¡buen aprovecho para aquel que Al-lah le dio suerte para obedecerle, actuar bien, y tener buena moralidad esforzándose para cumplir con las necesidades de la gente, resolviendo sus crisis y difundir el bien en su sociedad y patria!

Si Al-lah, Alabado sea, ayuda al creyente a hacer la peregrinación, no se  puede considerar que es el final de las obras, sino hay muchas buenas obras con las que se acerca Al-lah, Alabado sea, como hacer muchas adoraciones y actos supererogatorios como la oración, el ayuno, trabajar por los intereses de los pueblos y la gente, mantener al huérfano, visitar a los enfermos, y los actos que le elevan y le otorgan  alta posición ante Al-lah, Alabado sea. Abu Huraira narró que el Mensajero de Allah dijo:
«Al-lah, Alabado sea, dijo: (…) No se acerca mi siervo a mí con algo más querido a mí sino lo que le he ordenado. Aún mi siervo sigue acercándose hacia mí con las obras voluntarias hasta que yo le amo. Una vez le he amado, seré su oído con el que escucha, su vista con la que ve, su mano con la que pega, su pierna con la que anda; si me pide algo se lo daré, y si se refugia en mí, le daré refugio».

También el peregrino debe reflejar la influencia de su peregrinación por la buena moralidad y tolerancia en los tratos, esto trata de un signo de la aceptación de la peregrinación; por tanto, trata bien con la gente y recupera lo que le faltaba antes de la peregrinación, y lo refleja en su comportamiento con sus familiares, padre, madre, esposa e hijos. También debe mantener los lazos de parentesco y los otros tipos de piedad con toda la gente. Al-lah, Alabado sea, dijo: {لَيْسَ الْبِرَّ أَنْ تُوَلُّوا وُجُوهَكُمْ قِبَلَ الْمَشْرِقِ وَالْمَغْرِبِ وَلَكِنَّ الْبِرَّ مَنْ آمَنَ بِاللَّهِ وَالْيَوْمِ الْآخِرِ وَالْمَلَائِكَةِ وَالْكِتَابِ وَالنَّبِيِّينَ وَآتَى الْمَالَ عَلَى حُبِّهِ ذَوِي الْقُرْبَى وَالْيَتَامَى وَالْمَسَاكِينَ وَابْنَ السَّبِيلِ وَالسَّائِلِينَ وَفِي الرِّقَابِ وَأَقَامَ الصَّلَاةَ وَآتَى الزَّكَاةَ وَالْمُوفُونَ بِعَهْدِهِمْ إِذَا عَاهَدُوا  وَالصَّابِرِينَ فِي الْبَأْسَاءِ وَالضَّرَّاءِ وَحِينَ الْبَأْسِ أُولَئِكَ الَّذِينَ صَدَقُوا وَأُولَئِكَ هُمُ الْمُتَّقُونَ}  “La verdadera virtud no consiste en orientarse hacia el oriente o el occidente [durante la oración], sino que es piadoso quien cree en Dios, el Día del Juicio, los ángeles, el Libro, los Profetas, hace caridad a pesar del apego [que tiene por los bienes materiales] a los parientes, los huérfanos, los pobres, los viajeros insolventes, los mendigos, y colabora para liberar esclavos y cautivos. [Tiene piedad quien] hace la oración prescrita, paga el zakat, cumple con los compromisos contraídos, es paciente en la estrechez, la adversidad y ante la persecución. Ésos son los veraces en su fe y los verdaderos piadosos”.

De tal manera, la peregrinación debe dejar una huella moral en el comportamiento del peregrino. Pues esta peregrinación no es un rito carente de sentido que se hace sin fin o propósito, sino es una adoración que fue legislada para exaltar al ser humano y educarle. Dijo Al-lah, Alabado sea: {الْحَجُّ أَشْهُرٌ معْلُومَاتٌ فَمَنْ فَرَضَ فِيهِنَّ الْحَجَّ فَلَا رَفَثَ وَلَا فُسُوقَ وَلَا جِدَالَ فِي الْحَجِّ وَمَا تَفْعَلُوا مِنْ خَيْرٍ يَعْلَمْهُ اللَّهُ وَتَزَوَّدُوا فَإِنَّ خَيْرَ الزَّادِ التَّقْوَى وَاتَّقُونِ يَاأُولِي الْأَلْبَابِ}  “La peregrinación se realiza en unos meses específicos, y quien se consagrara para hacerla, deberá abstenerse [durante ella] de las relaciones maritales, los pecados y las discusiones. Todo lo que hagan de bien Al-lah lo sabe. Tomen provisiones para el viaje, pero [sepan que] la mejor provisión es la piedad. ¡Oh, dotados de buen discernimiento! Cumplan correctamente Conmigo”. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien viene a visitar esta Casa Sagrada y se abstuviera de toda relación conyugal, ni dijera obscenidad alguna, es como si regresara al día en que su madre le dio a luz (sin pecados). También Al-Hassan Al-Basri, que Al-lah se apiade de él, se preguntó si la peregrinación aceptada será recompensada por el Jardín, dijo: “La prueba de ellos es regresar renunciando el mundo y deseando la recompensa del Último Día”; y se preguntó si la peregrinación será recompensada por el perdón, dijo: “la prueba de ellos es dejar las malas obras que cometía antes”.

Si la adoración no afecta a la moralidad del ser humano y le educa bien, entonces será carente del valor en esta vida mundana y no tendrá un fruto en la Última. El Mensajero de Allah dijo: “¿Sabéis quién es el arruinado?”. Dijeron: El arruinado entre nosotros es aquél que no tiene dinero ni bienes. Él les respondió: “De toda mi gente se habrá arruinado aquél que el Día del Juicio se presente con su rezo, su ayuno y su azaque debidamente cumplidos, pero al mismo tiempo ha insultado a diestra y a siniestra, hablando mal de éste, apropiándose del dinero de ése, asesinando a aquél, y golpeando a ése. Le dará parte de sus buenas acciones a éste y otra parte a ése. Si se acaban todas sus buenas obras antes de que pague lo que debe, tomará las malas obras y los pecados que hayan cometido esas personas a las que ha agredido. Después de eso, se le enviará al Infierno”. También “Un hombre le dijo al Mensajero de Al-lah: “Oh, Mensajero de Al-lah, fulana de tal… (y contó acerca de ella lo mucho que rezaba, ayunaba y daba en caridad) pero perturba a sus vecinos con su lengua (maledicencia)”. Él dijo: “Ella estará en el Infierno”. Luego el hombre le dijo: “Oh, Mensajero de Al-lah, fulana de tal… (otra mujer, sobre la cual contó cuán poco ayunaba, lo poco que rezaba o daba en caridad, pero ella da queso en caridad (un alimento costoso en aquellos días), y no perturba a sus vecinos con lo que dice”. Él dijo: “Ella estará en el Paraíso”.

El musulmán debe esforzarse para obtener un buen fin de su vida. Quiere decir: la suerte que Al-lah, Alabado sea, de a Su siervo que le ayuda a alejarse de lo que no le complazca, le facilita el camino del arrepentimiento de los pecados y acercarse a las obediencias y buenas obras, y luego muere manteniendo esta situación.

Siempre y cuando el ser humano está dependiendo de su obra, el éxito en hacer las buenas obras y mantenerlas hasta la muerte es un signo del buen fin del ser humano, como se nos dijo el el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Las obras no son sino por sus fines”, y en otro hadiz: “Las obras no son sino como un vaso, que cuando su parte inferior estará buena, la superior también estará así”. Por eso, cada ser humano debe esforzarse para obtener este buen fin, y prepararse para el encuentro de su Señor, Alabado sea, con las buenas obras, como lo explica el Sagrado Corán. Dijo Al-lah, Alabado sea: {فَمَن كَانَ يَرْجُو لِقَاءَ رَبِّهِ فَلْيَعْمَلْ عَمَلاً صَالِحًا وَلاَ يُشْرِكْ بِعِبَادَةِ رَبِّهِ أَحَدًا} “Quien anhele encontrarse con su Señor [y que Él esté complacido], que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él”. Entonces quien tiene temor de Al-lah, Alabado sea, y Le obedece y se aleja de lo que prohibió, Al-lah, Alabado sea, le ayudará a hacer una buena obra y muere manteniéndola. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando Al-lah, Alabado sea, quiere el bien para un siervo, le utiliza” dijeron: ¡Oh Mensajero de Al-lah! ¿Cómo le utiliza? Dijo: le ayuda a hacer una buena obra antes de su muerte”. Por tanto, la sentencia en las obras consiste en sus fines. Pues quien Al-lah, Alabado sea, le ayuda a mantener la adoración y obediencia hasta el fin de su vida será de los bienaventurados que ganarán el Paraíso. Dijo Al-lah, Alabado sea:  {وَأَمَّا الَّذِينَ سُعِدُوا فَفِي الْجَنَّةِ خَالِدِينَ فِيهَا مَا دَامَتِ السَّمَوَاتُ وَالْأَرْضُ إِلَّا مَا شَاءَ رَبُّكَ عَطَاءً غَيْرَ مَجْذُوذٍ}  “En cambio, los bienaventurados estarán en el Paraíso eternamente al igual que los cielos y la tierra [de la otra vida], excepto lo que tu Señor quiera. [Los bienaventurados] serán recompensados con una gracia sin fin”.

De las lecciones aprendidas de la peregrinación, tanto para el peregrino como para los demás, es entregarse absolutamente a Al-lah, Alabado sea, atendiendo a los motivos del éxito, y creyendo que todos los asuntos son de Al-lah y que el destino que Al-lah escribió ocurrirá sin duda. Al-lah, Alabado sea, dijo:  {وَمَا كَانَ لِمُؤْمِنٍ وَلا مُؤْمِنَةٍ إِذَا قَضَى اللَّهُ وَرَسُولُهُ أَمْرًا أَن يَكُونَ لَهُمُ الْخِيَرَةُ مِنْ أَمْرِهِمْ وَمَن يَعْصِ اللَّهَ وَرَسُولَهُ فَقَدْ ضَلَّ ضَلالا مُّبِينًا}،  “Un verdadero creyente o a una verdadera creyente no deben, cuando Al-lah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria. Quien desobedezca a Al-lah y a Su Mensajero se habrá desviado claramente”, {مَّا يَفْتَحِ اللَّهُ لِلنَّاسِ مِن رَّحْمَةٍ فَلَا مُمْسِكَ لَهَا وَمَا يُمْسِكْ فَلَا مُرْسِلَ لَهُ مِن بَعْدِهِ وَهُوَ الْعَزِيزُ الْحَكِيمُ}  “Nada ni nadie puede impedir que una misericordia de Al-lah alcance a la gente; pero si Él la retuviese, no hay nada ni nadie que pudiera hacer que les llegara. Él es el Poderoso, el Sabio” y dijo también: “Si Al-lah te aflige con una desgracia, nadie excepto Él podrá librarte de ella. Pero si te agracia con una bendición, Él tiene poder sobre todas las cosas.  Él tiene total dominio sobre Sus siervos, y Él es el Sabio, el Conocedor”. Pues entregarse totalmente a Al-lah, Alabado sea, es un signo de la fe y una base del Islam, y para realizarlo hay que tener buena opinión en Al-lah, Alabado sea. Cuando el ser humano acepta la orden de Al-lah, Alabado sea, y se entrega totalmente a su Señor, gozará de la complacencia, el sosiego y la tranquilidad.

                     Dicho esto, ¡espero que Al-lah nos perdone a todos!

                                              *      *       *

Alabado sea Al-lah, Señor del universo; la paz y las bendiciones de Al-lah sean con su Mensajero Mohamed, sus familiares, todos sus compañeros y aquellos que les siguen con bondad hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos por la causa del Islam!

Los peregrinos regresaron de su viaje con pecados perdonados, obras aceptadas y recompensadas con el permiso de Al-lah, Alabado sea. Por lo tanto, deben tener mucho cuidado de ser engañados por el elogio de la gente, pues la peregrinación no es un apodo que lo obtiene el peregrino, ni un motivo de arrogancia, sino que el peregrino, después de volver, debe ser humilde y miedoso. La peregrinación es una obligación exaltada y de gran recompensa que una vez hecha con paciencia por el hombre encontrará su dulzura en su corazón y su influencia se reflejará en su vida en forma de humillación sin arrogancia. Cada acto de piedad que el creyente hace con fidelidad y buena intención le incita a hacer otro, y otra adoración más elevada. Así, se eleva el creyente por estos actos hasta que consigue el grado de benevolencia, que trata de un signo de la aceptación de los actos de piedad.

Al-lah, Alabado sea, mencionó que los creyentes que se apresuran a realizar las buenas obras temiendo que no sean aceptadas y rogando que sea recompensadas. Dijo   Al-lah, Alabado sea:  {إِنَّ الَّذِينَ هُمْ مِنْ خَشْيَةِ رَبِّهِمْ مُشْفِقُونَ * وَالَّذِينَ هُمْ بِآيَاتِ رَبِّهِمْ يُؤْمِنُونَ *وَالَّذِينَ هُمْ بِرَبِّهِمْ لَا يُشْرِكُونَ * وَالَّذِينَ يُؤْتُونَ مَا آتَوْا وَقُلُوبُهُمْ وَجِلَةٌ أَنَّهُمْ إِلَى رَبِّهِمْ رَاجِعُونَ* أُولَئِكَ يُسَارِعُونَ فِي الْخَيْرَاتِ وَهُمْ لَهَا سَابِقُونَ}  “No cabe duda de que aquellos que tienen temor de su Señor, aquellos que creen en los signos de su Señor, aquellos que no dedican actos de adoración excepto a su Señor, aquellos que dan en caridad parte de lo que se les ha concedido, y aun así sienten temor en sus corazones porque saben que comparecerán ante su Señor, ellos se apresuran a realizar obras de bien, y son los primeros en hacerlas”. Dijo Ibn Kathir, que Al-lah se apiade de él: esto quiere decir que ellos, a pesar de su benevolencia, creencia y buenas obras, tienen miedos de Al-lah y de que su situación se cambie. Aisha, la Madre de los Creyentes, que Al-lah esté complacido con ella, dijo al Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: ¡Oh Mensajero de Al-lah! Cuando Al-lah, Alabado sea, dijo: “Aquellos que dan en caridad parte de lo que se les ha concedido, y aun así sienten temor en sus corazones porque saben que comparecerán ante su Señor”, ¿Es quien roba, comete adulterio y beber vino y tiene miedo de Al-lah? Dijo: No, hija de Abu Bakr al Seddiq, es quien reza, ayuna y da limosnas y tiene miedo de Al-lah, Alabado sea.

El creyente no se preocupa por la muchedumbre de actos de piedad y actos supererogatorios de la misma manera con que se preocupa por la aceptación de su trabajo, y en la medida de que esto se refleja en sus adoraciones. Al-lah, Alabado sea, ordenó a su Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, trabajar y esforzarse en los actos de piedad, de modo que no desprecia una obra y la deja, o considera demasiada a una obra y por tanto se enorgullece por ella. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, informó que la arrogancia es un acto aniquilador de las buenas obras. Relató Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Las aniquiladoras son tres: el engreimiento del hombre por sí mismo, la tacañería obedecida y el deseo seguido”.

¡Oh nuestro Señor, ayúdanos a recordarte, agradecerte y adorarte de la mejor manera que te complazca, y danos suerte para ser rectos en el camino de obediencia y adoración!

_____________________________________

 

للإطلاع علي قسم خطبة الجمعة

 

تابعنا علي الفيس بوك

 

الخطبة المسموعة علي اليوتيوب

 

للإطلاع علي قسم خطبة الجمعة باللغات

 

للإطلاع ومتابعة قسم خطبة الأسبوع

 

للمزيد عن أخبار الأوقاف

 

للمزيد عن أسئلة امتحانات وزارة الأوقاف

 

للمزيد عن مسابقات الأوقاف

عن كتب: د.أحمد رمضان

الدكتور أحمد رمضان حاصل علي الماجستير من جامعة الأزهر بتقدير ممتاز سنة 2005م ، وحاصل علي الدكتوراه بتقدير مع مرتبة الشرف الأولي من جامعة الأزهر الشريف سنة 2017م. مؤسس جريدة صوت الدعاة ورئيس التحرير وكاتب الأخبار والمقالات المهمة بالجريدة، ويعمل بالجريدة منذ 2013 إلي اليوم. حاصل علي دورة التميز الصحفي، وقام بتدريب عدد من الصحفيين بالجريدة. للتواصل مع رئيس التحرير على الإيميل التالي: ahmed_dr.ahmed@yahoo.com رئيس التحريـر: د. أحمد رمضان (Editor-in-Chief: Dr. Ahmed Ramadan) للمزيد عن الدكتور أحمد رمضان رئيس التحرير أضغط في القائمة علي رئيس التحرير

شاهد أيضاً

Quoi faire après le pèlerinage

Quoi faire après le pèlerinage

Quoi faire après le pèlerinage Louange à Allah, Seigneur de l’Univers, Qui dit dans Son …

Was ist mit dem Hadsch?

Was ist mit dem Hadsch?

Was ist mit dem Hadsch? Alles Lob gebührt Allah, Herrn der Welten, Dem in Seiner …

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني.

هذا الموقع يستخدم Akismet للحدّ من التعليقات المزعجة والغير مرغوبة. تعرّف على كيفية معالجة بيانات تعليقك.