ads
السبت , 17 نوفمبر 2018
جانبي
جانبي
أخر الأخبار
ads
الرئيسية / Islam del mundo / El peligro de las llamadas destructivas y la necesidad de afrontarlas
El peligro de las llamadas destructivas y la necesidad de afrontarlas

El peligro de las llamadas destructivas y la necesidad de afrontarlas

3712 عدد الزيارات

Primero: Los elementos:

 

  1. La merced de la seguridad y la estabilidad.
  2. La estabilidad de las patrias es una necesidad legítima y nacional.
  3. Los factores de la estabilidad de las patrias son:
  4. a) El amor del ciudadano a su patria.
  5. b) La divulgación de la colaboración y la amistad entre la gente.
  6. c) La obediencia al gobernante en lo que se atañe a la obediencia a Alá y al interés de la patria.
  7. La advertencia de los Fitan (tribulaciones, discordias y conflictos).
  8. La gravedad de las llamadas destructivas sobre el individuo y la sociedad.
  9. La obligación de enfrentarse a estas llamadas.

 

Segundo: Las pruebas:

 

Del Noble Corán:

  1. Y, he ahí, que Abraham imploró: “¡Oh Señor mío! Haz de esta una tierra segura y provee de frutos a aquellos de sus habitantes que crean en Alá y en el Último Día.” (Corán, 2:126)
  2. Y [recordad] cuando Abraham dijo: “¡Oh Señor mío! ¡Haz de ésta una tierra segura, y apártanos, a mí y a mis hijos, de la idolatría! (Corán, 14:35)
  3. Quienes han llegado a creer y no han enturbiado su fe con malas acciones , ¡ellos son los que estarán a salvo, pues son ellos los que han hallado el camino recto!” (Corán, 6:82)
  4. Para que los Quraysh permanecieran seguros, seguros en sus viajes de invierno y de verano. Que adoren, pues, al Señor de este Templo, que les ha alimentado contra el hambre y les ha dado protección frente al peligro. (Corán, 106:1-4)
  5. Pero, ¿no hemos establecido para ellos un santuario seguro, al que habrán de llegar, como provisión venida de Nos, los frutos de todas las cosas [buenas]? Pero la mayoría de ellos desconocen [esta verdad]. (Corán, 28:57)
  6. ¿No ven, acaso, que hemos creado un santuario seguro [para los que creen en Alá], mientras que a su alrededor los hombres se ven arrastrados por el miedo y la desesperación? ¿Van, entonces, a creer en cosas falsas y vanas, negando así las bendiciones de Alá? (Corán, 29:67)
  7. Y antes de su caída, habíamos establecido entre ellos y las ciudades que habíamos bendecido muchas ciudades, cercanas unas de otras; haciendo así fácil el viaje [para ellos, como diciéndoles]: “¡Viajad seguros por esta tierra, de noche y de día!” (Corán, 34:18)
  8. Aquellos que fueron advertidos por la gente: “La gente se ha reunido contra vosotros; ¡así que temedles!”, pero esto no hizo sino aumentar su fe, y dijeron: “¡Alá nos basta y que excelente protector es!” (Corán, 3:173)
  9. Y guardaos de esa tentación al mal que no aflige sólo a aquellos de vosotros que se obstinan en la transgresión; y sabed que Alá es severo en el castigo. (Corán, 8:25)
  10. Ciertamente, a aquellos a quienes les gusta oír cómo se lanzan calumnias infames contra alguno de los que han llegado a creer, les aguarda un doloroso castigo en esta vida y en la Otra: pues Alá conoce toda la verdad, mientras que vosotros no la conocéis. (Corán, 26:19)
  11. ¡Oh creyentes! Obedeced a Alá, obedeced al Enviado y a aquellos de vosotros a quienes se ha dado autoridad; y si discrepáis en algo, referidlo a Alá y al Enviado, si en verdad creéis en Alá y en el Último Día. Esto es lo mejor para vosotros, y lo mejor en definitiva. (Corán, 4:59)
  12. Y si llega a sus oídos algún asunto secreto rela­tivo a la paz o a la guerra, lo divulgan – mientras que si lo hubieran remitido al Enviado y a aquellos de los creyen­tes a quienes se ha dado autoridad, los que se ocu­pan de investigar la información ciertamente sabrían [que hacer con] ello. Y si no fuera por el favor que recibís de Alá y por Su misericordia, habríais seguido a Satán, excepto unos po­cos. (Corán, 4:83)

De la Sunna:

  1. Salmah Ibn Ubaidallah ibn Mihsan Al Jatmi relata que su padre dijo:El Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Quien duerme seguro, sano su cuerpo, tiene el sustento de su día, ya poseerá todo el mundo”. (Lo relató At Tirmidí)
  2. Se transmitió de Ibn Abbás, Alá esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “¡A dos ojos no los tocaría el Fuego: un ojo que llorase por la majestad e inmensidad de Alá, y un ojo que durmiera vigilante por la causa de Alá.” (Lo relató At Tirmidí)
  3. Abdul-Lah Ibn Udai inb Hamra dijo: ví al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, estar en Alhazura (un lugar en la Meca) y dijo: “Juro por Alá que eres la mejor tierra de Alá y la tierra más querida para Él, y si no hubieran echado de ti, no saldría”. (Musnad Ahmmad y Al Turmidi)
  4. Ibn Abbas, Alá esté complacido con ambos, relató: El Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo a La Meca:”Tu eres la mejor tierra y la más querida para mí, si no me echaron de ti, no habitaría otro lugar”. (Lo relató At Tirmidí)
  5. Aisha, que Alá esté complacido con ella, dijo: el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: Oh, Alá, haznos amar a Medina como nos has hecho amar a La Meca. (Lo relató Al Bujari)
  6. De Abu Huraira, Alá esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “Quien me obedece, obedece a Alá; y quien me desobedece, desobedece a Alá, y quien desobedece al emir, me desobedece a mí. El imán es una protección, se lucha detrás de él, si manda hacer la piedad de Alá y la justicia, tendrá una recompensa y si no, tendrá un gran castigo”. (Lo relató Al Bujari)
  1. Se transmitió de Abu Hurayra, Alá esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “Para quien muere saliendo de la obediencia y separando del grupo, tendrá una muerte de Yahilía (época preislámica). Y quien muere luchando bajo una bandera de un grupo reunido a un asunto desconocido que no se sabe si es verdadero o falso, tendrá una muerte de Yahilía. Y quien lucha contra mi nación golpeando a los virtuosos y libertinos y no cumple la promesa, pues, no es de mi nación. (Realatado por Muslim)
  2. Abu Huraira, Alá esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Vendrán Fitan donde el sentado será mejor que el parado; el parado será mejor que el caminante y el caminante será mejor que el corredor. Quien se exponga a estas tribulaciones será destruido por ellas. Quien pueda encontrar una protección o un refugio de ellas, que se refugie allí”. (Hadiz acordado)

Tercero: El tema:

La merced de la seguridad y la estabilidad es una de las mejores mercedes de Alá para el hombre, sin ella no habrá tranquilidad, calma ni felicidad aunque tenga todos los bienes de la tierra. En el Hadiz del Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Quien duerme seguro, sano su cuerpo, tiene el sustento de su día, ya poseerá todo el mundo”. (Lo relató At Tirmidí)

La merced de la seguridad y la estabilidad es un deseo de todos los hombres, la pidió Abraham, la paz sea con él, para su pueblo diciendo: “¡Oh Señor mío! Haz de esta una tierra segura y provee de frutos a aquellos de sus habitantes que crean en Alá y en el Último Día.” (Corán, 2:126) Abraham, la paz sea con él, pidió a Alá, Exaltado sea, que conceda a la Meca la seguridad y la provisión, mencionando la seguridad antes de la provisión, ya que ésta no tiene importancia si se pierda aquella. Por medio de la seguridad el hombre vive felizmente y siente el valor de la vida. Alá aceptó la imploración de Su profeta haciendo con Su voluntad de La Meca una tierra segura y un lugar del Islam. Asimismo, Abraham, la paz sea con él,  dio prioridad a la merced de la seguridad que la adoración y el monoteísmo: “¡Oh Señor mío! ¡Haz de ésta una tierra segura, y apártanos, a mí y a mis hijos, de la idolatría! (Corán, 14:35)

Así como, Alá, Exaltado sea, otorgó esta gran merced a la gente de Quraysh, dándoles una vida acomodada y la seguridad de las patrias. Alá, Exaltado sea, dijo: Que adoren, pues, al Señor de este Templo,  que les ha alimentado contra el hambre y les ha dado protección frente al peligro. (Corán, 106:3-4)

Asimismo les concedió un santuario seguro, Alá, Exaltado sea, dijo: ¿No ven, acaso, que hemos creado un santuario seguro para los que creen en Alá, mientras que a su alrededor los hombres se ven arrastrados [por el miedo y la desesperación]? ¿Van, entonces, a creer en cosas falsas y vanas, negando así las bendiciones de Alá? (Corán, 29:67) Con la seguridad y la estabilidad se prosperan las patrias, se establece la vida de la gente, se adelantan las naciones y las sociedades y se desarrolla la economía. Esto es lo que señaló el Noble Corán en cuanto a la gente de Sabá: Y antes de su caída, habíamos establecido entre ellos y las ciudades que habíamos bendecido [muchas] ciudades, cercanas unas de otras; haciendo así fácil el viaje para ellos, como diciéndoles: “¡Viajad seguros por esta tierra, de noche y de día!” (Corán, 34:18) Sin la seguridad y la estabilidad no habrá progreso ni desarrollo para cualquier nación.

La perturbación de la seguridad y la estabilidad influye en la nación y los siervos, aun en las adoraciones que es el primer objetivo de la creación del hombre. Por eso, la oración del miedo se diferencia a la de la seguridad, asimismo se condiciona que habrá seguridad para hacer la peregrinación a La Meca. De ahí, no se puede realizar las adoraciones debidamente sin la gracia de la seguridad y la estabilidad.

Cuando se reina la seguridad en una sociedad y cada uno se siente tranquilo en cuanto a su vida, bienes y honor, entonces la sociedad gozará de una vida tranquila y estable sin pánico ni inquietud, se realizará el progreso y la prosperidad de la sociedad. Por esta razón, la estabilidad de las patrias es una necesidad legítima y nacional y una de los grandes fines de la religión.

Entre los factores de la estabilidad se destaca el amor del hombre a su patria en la cual vive con toda libertad legal y su sentimiento del valor de la patria. Esto es lo que encarnó el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, cuando migró a Medina, enseñándonos el amor hacia las patrias y el honor de la pertenencia a ellas. Su amor a La Meca y su sentimiento de su valor era la base, a pesar de la crueldad de su gente, pues dijo a la hora de abandonarla: “Juro por Alá que eres la mejor tierra de Alá y la tierra más querida para Él, y si no hubieran echado de ti, no saldría”. (Musnad Ahmmad y At Turmidi) Ibn Abbas, Alá esté complacido con ambos, relató: El Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo a La Meca:” Tu eres la mejor tierra y la más querida para mi, si no me echaron de ti, no habitaría otro lugar”. (Lo relató At Tirmidí)

Cuando emigró a Medina y comenzó la fundación del Estado moderno quiso enseñar a sus Compañeros y a todo el mundo que las patrias se fundan a manos de quienes las aman diciendo, según la versión de Aisha, que Alá esté complacido con ella: el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: Oh, Alá, haznos amar a Medina como nos has hecho amar a La Meca. (Lo relató Al Bujari) El fin de la petición del Profeta del amor a la patria es realizar la seguridad y la tranquilidad para todos los ciudadanos.

Por esta razón, el hombre debe proteger a la patria, llevar a cabo sus deberes y responsabilidades, ya que en el Islam tiene una gran importancia. El Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, alzó el valor del hombre que protege la estabilidad de su patria y sacrifica por ella. Se transmitió de Ibn Abbás, Alá esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “¡A dos ojos no los tocaría el Fuego: un ojo que llorase por la majestad e inmensidad de Alá, y un ojo que durmiera vigilante por la causa de Alá.” (Lo relató At Tirmidí) El amor de la patria es uno de los factores básicos de la estabilidad de cualquier sociedad. Si el hombre ama a su patria, sentiría la responsabilidad de su estabilidad y seguridad. No se debe responder a las llamadas destructivas de aquellos pretendientes, ya que cuando uno se siente tranquilo en su patria, logrará la perfección de sus obras y el aumento de su producción y aportación.

Entre los factores de la estabilidad también se encuentra la divulgación de la intimidad y la colaboración entre la gente. El Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “El creyente es para otro como una construcción en la que unas partes sujetan a las otras. (Y dijo esto entrelazando sus dedos).” (Hadiz acordado) Las disputas y discordias son un mal que conduce a la separación y a la pérdida. Alá, Exaltado sea, dijo: y no disputéis entre vosotros, no sea que os desaniméis y vuestra fuerza moral os abandone. Y sed pacientes en la adversidad: pues, ciertamente, Alá está con los que son pacientes en la adversidad. (Corán, 8:46) Pues, hay que advertir de las pertenencias o la politización porque representan un mal que genera la separación y la disolución en las sociedades. Todos tenemos que colaborarnos a fin de realizar la estabilidad de las patrias, y esto es lo mandó Alá, Exaltado sea, diciendo: “Y colaborad en fomentar la virtud y la consciencia de Alá, y no colaboréis en fomentar la maldad y la enemistad; y manteneos conscientes de Alá: ¡pues, ciertamente, Alá es severo castigando!” (Corán, 5:2)

Entre los elementos que sirven para realizar la estabilidad de las patrias mencionamos la obediencia a los gobernantes siempre que no cometen malos hechos prohibidos por Alá. Alá, Exaltado sea, dijo: ¡Oh creyentes! Obedeced a Alá, obedeced al Enviado y a aquellos de vosotros a quienes se ha dado autoridad; y si discrepáis en algo, referidlo a Alá y al Enviado, si [en verdad] creéis en Alá y en el Último Día. Esto es lo mejor [para vosotros], y lo mejor en definitiva. (Corán, 4:59) El gobernador es la sombra de Alá en la Tierra como dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “El sultán es la sombra de Alá en la Tierra, quien le honra, Alá le honrará y quien le ofende, Alá le ofenderá” (Relatado por Al Tabarani y Al Bayhaqui) y dijo también: “Quien honra al sultán de Alá en la vida, Alá le honrará en el Día del Juicio Final, y quien ofende al sultán de Alá en la vida, Alá le ofenderá en el Día del Juicio Final”. (Relatado por Ahmmad).

La obediencia a Alá consiste en la obediencia al gobernante y el interés de la patria es una doctrina para todo musulmán. De Abu Huraira, Alá esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “Quien me obedece, obedece a Alá; y quien me desobedece, desobedece a Alá, y quien desobedece al emir, me desobedece a mí. El imán es una protección, se lucha detrás de él, si manda hacer la piedad de Alá y la justicia, tendrá una recompensa y si no, tendrá un gran castigo”. (Lo relató Al Bujari)

El hombre debe obedecer a los gobernantes y no se rebela contra la comunidad. Se transmitió de Abu Hurayra, Alá esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Alá, la paz y las bendiciones de Alá sean con él: “Para quien muere saliendo de la obediencia y separando del grupo, tendrá una muerte de Yahilía. Y quien muere luchando bajo una bandera de un grupo reunido a un asunto desconocido que no se sabe si es verdadero o falso, tendrá una muerte de Yahilía. Y quien lucha contra mi nación golpeando a los virtuosos y libertinos y no cumple la promesa, pues, no es de mi nación”. (Relatado por Muslim)

Quizá el motivo de la obediencia al gobernante radique en que su obediencia pueda motivar grandes problemas y corrupciones. El consejo y la reforma tienen varios caminos y medios pacíficos y democráticos con el fin de reunir a la comunidad y evitar la separación y la disputa que conducen al asesinato, derrame de sangre, violación, agresión, destrucción de la patria, pérdida de los bienes y disolución de la reunión. El resultado del caos por desobedecer a algunos gobernantes es una escena clarísima para todos.

Los grandes asuntos que amenazan la estabilidad de la patria consisten en los Fitan que conducen a la desaparición de las fortunas, las desdichas, la ruptura de la comunicación entre los pueblos y las naciones, la divulgación de la depravación, la desaparición de la virtud, la propagación la enemistad y el odio y el acabamiento de la amistad y la hermandad. Los Fitan son fuego que come lo verde y lo seco, separan entre el hombre y su hermano, su madre y su padre, su mujer y sus hijos y conducen al alejamiento de la obediencia al Señor de los siervos. Es maldito quien los despierta y divulga ya que corrompen los estados y generan la mala morada. Los que participan en ellos, sean asesinos o asesinados, su destino será el Infierno y, ¡qué horrible lugar para asentarse!

Debito a todo esto, el Islam prestaba mucha atención a la protección de la sociedad de los Fitan. El profeta nos ha dirigido consejos preventivos en caso de su ocurrencia, enseñándonos la manera de enfrentarse a ellos. Abdul-Lah Ibn Amr Ibn Al-Asm Alá esté complacido con ambos, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Vendrá un tiempo en el cual se criban la gente, se quedará hez del pueblo que no cumplen las promesas y los depósitos, divergen entre sí llegando a esta situación” y entrelaza los dedos. Dijeron: ¿Qué hacemos en este caso? Les contestó el Profeta: “Seguid la verdad y dejad la falsedad, seguid las ordenes de vuestros responsables y dejad las de los vulgares.” (Relatado por Abu Dawod)

Santo Alá en la unión y la protección de la patria, y cuidado con los Fitan, en público o en secreto, porque Alá nos advirtió de ellos en muchas ocasiones porque no diferencian entre sus partidarios  o opositores. Alá, Exaltado sea, dijo: Y guardaos de esa tentación al mal que no aflige sólo a aquellos de vosotros que se obstinan en la transgresión; y sabed que Alá es severo en el castigo. (Corán, 8:25) Asimismo, el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, nos advirtió de los Fitan. Huzaifa, Alá esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: los Fitan se exhiben ante los corazones como las bajas, el corazón que los acepta, se mete en él un punto negro que lo hace alejar de la rectitud y el corazón que los niega, se mete en él un punto blanco hasta el punto de que no le afecta nada malo a lo largo de toda vida. (Relatado por Muslim)

Abu Huraira, Alá esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Vendrán Fitan donde el sentado será mejor que el parado; el parado será mejor que el caminante y el caminante será mejor que el corredor. Quien se exponga a estas tribulaciones será destruido por ellas. Quien pueda encontrar una protección o un refugio de ellas, que se refugie allí”. (Hadiz acordado)

Es un deber para el musulmán sensato evitar los motivos de los Fitan, tratándose con ellas con advertencia. Anas Ibn Malek, Alá esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo al Ansar (los auxiliares de Medina): “Después de mí se reinará el egoísmo y acaparamiento, tened paciencia hasta que me encontréis y vuestra recompensa será el Paraíso” (Relatado por Al Bujari)

La evitación del camino de las tentaciones es una de las características del musulmán aspirante a salvarse tanto en esta vida como en la Otra, por eso, el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, elogia a aquellos que intentan alejarse de caer en los Fitan por todos los medios. Abu Huraira, Alá esté complacido con él, relató que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alá sean con él, dijo: “Vendrán Fitan donde el sentado será mejor que el parado; el parado será mejor que el caminante y el caminante será mejor que el corredor. Quien se exponga a estos Fitan será destruido por ellos. Quien pueda encontrar una protección o un refugio de ellas, que se refugie allí”. (Hadiz acordado)

La salvación de  los Fitan consiste en seguir los mandatos de Alá, Exaltado sea, y del Profeta y seguir los pasos de la comunidad y obedecer a los gobernantes en lo que se refiere al interés de la patria, por eso, Alá, Exaltado sea, advirtió de los Fitan de esta vida y sus consecuencias en la Otra diciendo: “Que tengan cuidado quienes se opongan a Su mandato, no sea que les sobrevenga una prueba [amarga en este mundo] o les sobrevenga un castigo doloroso [en la Otra Vida]. (Corán, 24:63)

Todos deben colaborarse para desarrollar esta bendita patria a través de la seriedad y el esfuerzo y mantener sus propiedades y seguir sus morales, valores, sistemas y leyes para guardasalvar nuestra seguridad y estabilidad. El buen ciudadano es aquel que construye la patria e intenta realizar la estabilidad sin seguir los pasos de los malvados e interesados, las llamadas constructivas que pretenden devastar la patria y divulgar el desorden. Alá, Exaltado sea, dijo: “Y aferraos, todos juntos, al pacto con Alá y no os separéis. Y recordad las bendiciones que Alá os ha concedido: y cómo, cuando erais enemigos, unió vuestros corazones, de forma que por Su bendición habéis llegado a ser hermanos; y cómo, cuando estabais al borde de un abismo de fuego, os libró de él. Así os explica Alá Sus mensajes, para que podáis hallar la guía”. (Corán, 3:103)

Entre los grandes Fitan que amenazan la seguridad y la estabilidad de la sociedad se encuentran las llamadas destructivas de los que tienen corazones enfermos, fe débil, pensamiento extremista que pretenden desunir la seguridad de la sociedad. No se detienen de hacer comportamientos y conspiraciones malvados con el fin de hacer caer al Estado y destruir su  estabilidad.

El mal uso de la religión, por medio de emblemas vacíos, sermones resonantes o debates inútiles que no logran resultados o fines, amenaza la patria y conduce a la separación y a la disputa. Recientemente aparecen algunas voces raras y llamadas destructivas que, sin vergüenza ni timidez, llaman a la corrupción de la tierra, derrame de sangre, terrorismo y divulgación de obscenidad. Alá, Exaltado sea, dijo: “Ciertamente, a aquellos a quienes les gusta oír cómo se lanzan calumnias infames contra [alguno de] los que han llegado a creer, les aguarda un doloroso castigo en esta vida y en la Otra: pues Alá conoce toda la verdad, mientras que vosotros no la conocéis”. (Corán, 24:19)

Estas llamadas destructivas que tienen como fin la devastación de la sociedad, la divulgación del caos y la pérdida del respeto a la ley constituyen un gran peligro para la seguridad nacional, y se consideran el importante combustible del extremismo y el terrorismo. Asimismo dan un pretexto para describir a la sociedad de cosas inexistentes. Estas llamadas pueden conducir a grandes tentaciones que afectan a los países y a los siervos en forma de asesinato, destrucción, devastación e desorden de la seguridad del individuo y la sociedad. Tenemos un ejemplo de los países vecinos que cayeron en el caos, mientras que nuestra religión islámica llama a la seguridad y la estabilidad y rechaza rotundamente toda agresión y terrorismo.

شارك الخبر علي صفحات التواصل الإجتماعي
ads

عن د.أحمد رمضان

تعليق واحد

  1. Hi,

    Hope all is well…

    Can I ask if you will be interested to know “how your website doaah.com can be setup with some Ninja Video Marketing technique that will pull in tons of qualified leads everyday for your business on autopilot basis…” ?

    Detailed step by step guide has been prepared exclusively for doaah.com only, check it out here – http://saleschamp.co/nvm2/?domain=doaah.com

    Thank you.
    Glen
    Assistant Manager
    The Prospecto

اضف رد

لن يتم نشر البريد الإلكتروني .